jueves, 1 de junio de 2017

LOS 26 DE LA VIRGEN, MADRE DEL AMOR HERMOSO EN CAÑETE.

Imagen con rasgos característicos del ande limeño es única en el Perú.

Es la única imagen de la Virgen María de rasgos mestizos como las mujeres del ande. La tez cobriza, mejillas sonrosadas, expresión taciturna, cabellos negros, lacios, recogidos en dos gruesas trenzas que denotan todo el amor y dulzura de una madre para con su tierno vástago: un hermoso pequeñín de mirada traviesa que sostiene en su manita izquierda una manzana como símbolo del agro.
Así es la “Madre del amor hermoso”, cuyo santuario fue inaugurado el último domingo de Mayo del año 1991 en la capital de la provincia de Cañete, San Vicente, con grandes manifestaciones de alegría y celebraciones religiosas por todo el pueblo creyente de esta jurisdicción.
En su momento se dijo que la mestiza o trigueña Virgen de Guadalupe de México, cuya imagen por obra divina quedó impregnada en la tilma del indio Juan Diego y se le conserva en la Basílica Guadalupana, la “Madre del amor hermoso” sería la segunda del continente con características físicas propias de la región.
VIRGEN DEL ANDE LIMEÑO.
Es una Virgen Campesina, del ande limeño, identificada con su pueblo. La singular efigie mariana, que fue donada a la Prelatura de Cañete, Yauyos y Huarochirí en 1964 por el hoy San José María Escribá de Balaguer, fundador del Opus Dei en su visita a este valle bendito.
Es obra del renombrado escultor italiano Manuel Caballero. Mide 1.20 y su estructura es de concreto armado con fierro, demorando su edificación cerca de tres años.
La “Madre del amor hermoso”, fue bendecida por el Papa Juan Pablo II durante su primera visita al Perú en febrero del 1985. Ella estuvo también en el oratorio de la Nunciatura Apostólica de Lima durante su permanencia del Santo Padre en la capital y ante sus plantas se inclinaba reverente aquél, todas las noches para orar por la paz del Perú el mundo.
PATRONA DE SAN VICENTE DE CAÑETE
Declarada como Patrona del distrito de San Vicente por la Municipalidad Provincial de Cañete por el entonces alcalde provincial, Ing. Carlos Sertzen Seminario, el Santuario fue construido con el aporte de entidades extranjeras y el apoyo de los mismos feligreses.
También fue una muestra del mestizaje de antesala de los 500 años del “descubrimiento de América” o el “Quinto Centenario de la Evangelización”, o en otras palabras el encuentro de dos mundos distintos, dos culturas.
EL SANTUARIO.
El Santuario, también es único en su género en América Latina a decir de sus diseñadores, arquitectos Jorge Orihuela, Luis Risco y el ingeniero Gustavo Mora porque encierra en cada torre, línea y rincón el típico estilo serrano colonial. Visible en sus blancas paredes, tejas color ladrillo y azulejos sevillanos.
La mestiza imagen, de amplia veneración aquí, descansa sobre un amplio retablo en madera hecha por artesanos lugareños. 
A ambos lados hay quince retablos de los Misterios del Rosario en cerámica finísima.
Bajo el retablo se observa el escudo del Papa Juan Pablo II, del entonces Obispo de la Prelatura de Cañete, Yauyos y Huarochirí, monseñor Luís Sánchez Moreno – Lira; el escudo del Colegio Seminario Menor de Nuevo Imperial, del propio Santuario, entre otros. 
Tiene también dos capillas laterales, salón de conferencias, confesionarios y un oratorio. 
Ubicado en el antiguo local de la Asociación Cultural de Artistas de Cañete ACAR, fue en el mes de mayo del año 1991, centro de una emotiva fiesta de inauguración a la que asistió el Nuncio Apostólico – representante del Papa en el Perú – Monseñor Luigi Docena y el embajador de Italia, Bernardino Ossio de ese entonces.
Con quema de castillos y una multitudinaria procesión fue el traslado de la imagen a su flamante Santuario y la santa misa estuvo a cargo del Nuncio Apostólico, quien bendijo el recinto, destacó el espíritu mariano de los lugareños y finalmente entregó una carta enviada por el Santo Padre que de esa manera se unió a la festividad de la mestiza Virgen María “Madre del amor hermoso”.
La Madre del amor hermoso, es la misma virgen María que habitualmente celebramos cada último domingo del mes de Mayo con diferentes actividades religiosas, tal como se hizo ayer en el Santuario "Madre, del Amor Hermoso".
El Monseñor Ricardo García y García, obispo de la Prelatura que promueve la fe en las tres provincias de la región Lima, en su homilía central, invocó a todos los fieles a obrar por el bien, encomendándonos por siempre en la virgen, Madre del amor hermoso.
Por: Wilfredo Cayllahua León.

Comparte esta entrada

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario